AJO BLANCO Vs AJO NEGRO


AJO BLANCO Vs AJO NEGRO

 El ajo  ha  sido  considerado  durante  miles  de  años  como  el  rey  de  los  remedios  naturales  por  su extensa lista de cualidades  saludable y  aplicaciones beneficiosas.  A día de hoy somos muchos los que conocemos las bondades del ajo común derivados principalmente de la metabolización de sus principios activos   (S-alil cisteína y S-alil mercaptocisteína) con mucha propiedades ( fluidez de la sangre, Reduce el colesterol malo LDL.,  Depurador arterial, Mejora la calidad de la sangre ,  Reductor de la tensión arterial, Antioxidante, Depurativas, Hipolipemiantes, Antiaterogénicas, Antimicrobianas, Antifúngicas, Inmunomoduladoras…), pero de un tiempo a esta parte al milagro nutricional del ajo le ha salido un fuerte competidor del que hemos comenzado a tener,  cada mas a menudo y cada vez con más fuerza, muy buenas noticias.     

Del ajo negro nos llegan rumores de que algunos monjes y ascetas lo consumen en ayunas durante todos los días del año junto con una pizca de jengibre y un poco de cúrcuma. También hemos escuchado rumores sobre que algunos aventajados atletas de alto rendimiento lo emplean como estrategia nutricional de salud integral y rendimiento. Incluso  lo estamos viendo aparecer en el mundo de la alta cocina moderna de la mano de prestigiosos chefs.

Pero con independencia de cómo nos haya alcanzado la noticia sobre la existencia  y virtudes del ajo negro, lo que verdaderamente le interesa a un gran número de nuestros seguidores,  es conocer qué hay de cierto acerca de sus poderosas y sorprendentes propiedades terapéuticas para la salud,  el bienestar y el rendimiento.

El ajo común es el punto de partida y cuando este se somete a un exclusivo, largo y laborioso proceso de fermentación siguiendo un complicado protocolo, se logra el ajo negro. Pero esta transformación no es solo cosmética, no es solo un cambio en su apariencia donde se pasa del blanco al negro, el cambio es mucho más profundo y complejo. El ajo negro sufre una modificación de su color durante el proceso pero desde el punto de vista organoléptico también ve modificadas sus características ya que pasa ser un producto con un sabor casi desagradable (en crudo) a algo mucho más suave con ligeros toques de regaliz y perfectamente consumible. Otro aspecto que se ve modificado seria el mal aliento provocado por el consumo de ajo común, ya que el ajo negro no tiene ese desagradable “efecto secundario”.  Pero a pesar de estas fabulosas ventajas derivadas de su transformación el ajo negro sufre una profunda “mutación bioquímica” que multiplica hasta 10 veces muchas de esas propiedades beneficiosas que comparte con el ajo blanco.  Y por si todo esto no fuera suficiente  el proceso de fermentación del ajo  es capaz de crear nuevas sustancias activas en el ajo negro que son altamente eficaces y que no están el ajo común.

Durante nuestra vida acumulamos tóxicos en  nuestro  organismo como resultado de nuestra relación y contacto con sustancias  químicas,  ya sea a través del aire,  el  agua,  los alimentos o incluso los  medicamentos.   

Otros  factores  como  el  estrés físico y mental, el desorden en el descanso, la dieta, el abuso de alcohol y otras drogas sociales o recreacionales… son la causa de que nuestro organismo vaya entrando en colapso paso a paso.

Los signos evidentes de que existe un bloqueo del organismo es cuando sufrimos una merma en nuestra energía, vitalidad, lucidez, etc. Cuando estamos intoxicados  y nuestros sistemas se bloquean entramos en  riesgo de sufrir una enfermedad grave.  

La mayor parte de los síntomas que sufrimos no son sino la revelación de  que  nuestro organismo ha iniciado procesos de depuración que  intenta llevar a cabo con mayor o menor éxito para eliminar los tóxicos que impiden su correcto funcionamiento.

En un proceso depurativo podemos ver manifestaciones tales como, inflamación, dolor articular, estados febriles, irritación de las mucosas, infecciones, diarreas … Por lo general tendemos a suprimir el síntoma pero lo importante seria abordar la causa y por tanto apoyar a nuestro organismo para que sea capaz de eliminar los tóxicos que nos bloquean y que nos enferman, es en este punto donde  el ajo negro tiene mucho que aportarnos como agente detoxificador.

   

 

comments ( 0 )

*Leave a reply*