Consejos para mejorar tus entrenamientos


Hoy en día es muy difícil sacar tiempo para casi todo. De hecho, el entrenamiento muchas veces pasa a ser la última de nuestras tareas en la lista de propósitos. Entre el trabajo, o los estudios, los compromisos familiares y sociales, las obligaciones…..lo cierto es que a veces puede ser difícil tomar tiempo para dedicarnoslo a nosotros mismos.

Por eso, cuando hacemos ejercicio, queremos que sea el mejor entrenamiento de todos y que sea muy efectivo. Sin embargo, hay muchos días que no nos quedamos satisfechos y no damos lo mejor de nosotros, ya sea debido a bajos niveles de energía, a haber dejado de fumar o a no realizar los ejercicios correctamente…

En lugar de desmotivarnos, tenemos que auto motivarnos, es importante darnos una palmada en la espalda a nosotros mismos. Sí, el entrenamiento podía haber sido mejor, pero malos días tenemos todos, y aunque podía haber ido mejor, es mucho mejor lo que hemos hecho que si no hubiéramos hecho nada.

Hoy queremos reflexionar sobre algunas maneras existentes para motivarnos y así maximizar nuestros entrenamientos. Siguiendo estos sencillos consejos, no sólo puedes ayudar a mejorar tus entrenamientos, si no que a largo plazo pueden mejorar tus resultados para un cuerpo más fuerte, más en forma y con más confianza.

¿cómo mejorar tus entrenamientos?

Música

Esta sugerencia es en verdad una de nuestras favoritas. Es muy importante que escojas la música que te gusta y te hace querer trabajar duro. Ciertas canciones liberan emociones positivas que nos hacen sentirnos mejor y mucho más motivados. Os animaríamos a eliminar cualquier canción lenta y triste que evoque nostalgia y sustituirla por canciones alegres y enérgicas.

musica entrenamiento

Vigile su postura

La máxima principal es que la calidad es mejor que la cantidad. Cuando se hace ejercicio, es muy importante que se mantenga una buena postura para evitar riesgo de lesiones. Completar los ejercicios lentamente y correctamente siempre te dará mejores resultados que acometerlos rápido y sin control.

Concéntrate en lo básico al dedillo y ya verás como los resultados hablan por sí mismos.

A veces es difícil saber si estamos completando un ejercicio correctamente o no, especialmente si es la primera vez que lo hacemos, pero si puedes pide consejo a algún entrenador para aprender la primera vez cómo hacerlo bien. De lo contrario, puedes incidir en posturas o vicios que luego sean difíciles de quitar.

Si entrenas en casa o sólo, hoy en día tenemos acceso a tutoriales en internet que pueden demostrarnos cuál es la forma correcta de realizar cada ejercicio. Utilizar un espejo para perfeccionar nuestra postura y técnica también suele resultar muy recomendable.

Hidratación

Es fundamental estar muy bien hidratado para poder realizar bien un entrenamiento, de lo contrario estarás cansado y letárgico, lo que afectará directamente a la buena realización de la rutina. Cada vez que vayas a entrenar, lleva una botella de agua y recuerda darle sorbos pequeñitos habitualmente durante el entreno. Por supuesto también es importante hidratarse después del entrenamiento para ayudar a reponer el líquido que hemos perdido durante la sudoración.

Una de nuestras recomendaciones es beber agua de coco pura, ya que además de hidratar, contiene pequeña cantidad de electrolitos.

 

Siempre Caliente

Hay muchas personas que se saltan este paso y es crucial. Un calentamiento adecuado le facilita al cerebro y a los músculos la oportunidad de despertar, lo que le permitirá a tu cuerpo trabajar más eficientemente cuando llega el momento de realizar rutinas duras. El calentamiento es también además una manera muy eficaz de reducir el riesgo de lesiones.

Rodillo de espuma

Incluir el rodillo de espuma en la rutina de ejercicios es muy recomendable. El rodillo no sólo ayuda a mejorar la flexibilidad y aliviar dolores musculares, también puede ayudar a mejorar el estado general del músculo. Así que pasar unos minutos con él como parte de tu recuperación, en realidad puede ayudar a sacar más provecho de cada sesión de ejercicios.

rodillo espuma - forzaa

El cuerpo como un todo

El mejor entrenamiento es el que se centra en el  cuerpo entero. Así que si hay ejercicios que sabes que no te gusta realizar o que tienen dificultades para completarlos, lo mejor es que los hagas primero o que los sustituyas por otros que trabajen exactamente la misma zona. Una vez terminados los ejercicios que menos nos gustan, nuestra sensación será muy positiva y tendremos ganas de seguir realizando el resto de ejercicios, que en contraposición, nos gustan más.

La próxima vez que vayas al gimnasio prueba estos consejos y verás cómo optimizas el rendimiento. Recuerda, no importa tanto cuánto tiempo estés realizando ejercicios o entrenando, si no que el tiempo que estés, estés bien orientado y motivado.

Por Giovanni Cianti

 

comments ( 0 )

*Leave a reply*