HUEVOS, NO SOLO PARA DESAYUNAR


Desde hace mucho tiempo es habitual ver en multitud de dietas los desayunos basados en huevos y la verdad que nos encantan, de hecho, tenemos pensado publicar algún artículo de nuestros desayunos preferidos con huevos, pero la realidad es que al ser un alimento muy alto en proteínas, puede considerarse como un elemento ideal para consumir en otros momentos, y por ejemplo, para la hora de cena nos parece esencial.

Tanto para la mayoría de deportistas y atletas como para la población en general, cuando intentamos mantener una dieta sana, los huevos son un ingrediente fundamental que nos ofrece una opción muy versátil para tener a mano.

Hoy queremos dejaros algunas ideas prácticas y sencillas para ayudarte a incluirlos poco a poco en tus cenas, para no quedarte con hambre y conseguir un buen aporte proteico.

Como guarnición

Huevos a la plancha sobre unas verduras asadas es una combinación perfecta para añadir proteínas a tu dieta. Saltea con aceite de oliva la verdura que te apetezca cortada en tiritas (calabacín, boniato, pimiento, setas, cebolleta..) y cocínala hasta que esté tierna. Cuando esté casi a punto, enciendes el fuego y haces los huevos en la sartén al gusto, si te gusta con la yema blanda, unos segundos y si prefieres más hechos, un poco más. Sirve las verduras con los huevos encima y añádele sal y pimienta. Si te gusta el picante, puedes ponerle un poco de cayena por encima.

En ensalada

Si eres de los que las ensaladas te entran bien en verano y en invierno, o de los que se las llevan a todas partes (gimnasio, trabajo…) puedes añadir un poco de cuerpo y sobre todo proteína con unos huevos cocidos o escalfados. Prepara la ensalada como te guste o por ejemplo, prueba una base de quinoa, setas, espinacas, rúcula, feta y unas pipas tostadas y corónala con los huevos escalfados, un chorrito de aceite y ¡a disfrutar! Eso sí, si la quieres para llevar es mejor que utilices huevo cocido.

ensalada-huevos-rellenos

Como relleno

Para hacer más completos los platos de proteína (carne, pescado, pollo…) solemos buscar en multitud de recetas de verduras, está que os recomendamos hoy de verduras rellenas es facilísima y muy nutritiva. Elegimos una verdura que nos guste y que permita ser rellenada, por ejemplo los champiñones grandes o el aguacate, los limpiamos y abrimos un huevo encima, lo colocamos en el horno hasta que el huevo esté hecho, le ponemos un chorrito de aceite de oliva, pimienta y sal y ya podemos acompañar ese aburrido filete o una limpia pechuga.

En salteado

El salteado puede ser una guarnición e incluso un plato en sí. Selecciona alguna verdura de hoja verde como brócoli, espinacas, rúcula, kale…saltéala a tu gusto y añade un par de huevos plancha por encima. Puedes picar unas nueces y mezclarlas con un poco de aceite de oliva y pimienta y rociarlo por encima. ¡Delicioso!

En tempura

Como guarnición o como tapa de aperitivo, es muy fácil preparar fritura de verduras de forma sabrosa y ligera. Te recomendamos rallar dos calabacines, dos patatas, un poco de cebolla y dos zanahorias en un bol, mezclamos todo y añadimos la yema de un huevo, maíz y 75 gramos de harina con un poco de levadura. En paralelo, batimos la clara a punto de nieve y la vertemos por encima del resto de ingredientes. A continuación freímos la mezcla.

fritura-en-tempura4

Como ves, son solo algunas sugerencias, no te limites a usar solo los huevos para las tortillas o quiches, puedes añadirlos a casi cualquier plato para llenarlo de sabor y nutrientes.

comments ( 0 )

*Leave a reply*