Ibuprofeno, ¡Cuidado, no todo son beneficios!


Seguro que todos vosotros habéis tomado este famoso analgésico y anti-inflamatorio después de un duro entrenamiento o en pleno brote de agujetas. Muchas veces, consecuencia de los entrenamientos, a veces demasiados duros, muchos atletas suelen quedar doloridos y la manera más fácil de evitar estos dolores, es la utilización de algún antiinflamatorio, como ibuprofeno por ejemplo.

El ibuprofeno es un antiinflamatorio no esteroideo (AINE), que se utiliza para el alivio sintomático del dolor de cabeza y/o dolor muscular. Otros AINES, que probablemente hayas consumido, a pesar de ser mucho menos conocidos son el diclofenac y el naproxeno.

Obviamente, estos medicamentos tienen efectos positivos en nuestra percepción del dolor y en un corto periodo de tiempo eliminan las molestias, pero también es importante conocer los riesgos que puede traer su consumo.

dolores deporte - forzaa

dolores deporte – forzaa

Entre los efectos negativos de los AINES en atletas debemos señalar:

Evitar la inflamación

La inflamación es una parte importante del proceso de curación del cuerpo tras un esfuerzo grande, por lo tanto, tomar antiinflamatorios para estas pequeñas inflamaciones sería innecesario.

Menor crecimiento muscular

Hay estudios que demuestran que el ibuprofeno afecta negativamente al crecimiento del músculo después del ejercicio excéntrico, y que al afectar la síntesis de las proteinas, causa deterioro en las primeras etapas de la recuperación. Incluso algunos estudios muestran que al cuarto día de una lesión,  la regeneración muscular es casi inexistente, comparada con la recuperación sin consumo de medicamentos.

Peligro para los tendones

Un estudio que se realizó en animales mostró que aquellos que habían sido tratados con ibuprofeno, presentaban unos tendones bastante más débiles que aquellos que no habían sido medicados.

Amenaza para los huesos

Los AINE, según determinadas investigaciones realizadas en conejos, ponen en peligro la cicatrización de los huesos y el cartílagos. También hay un estudio realizado en roedores que demostró que un AINE (celecoxib), utilizado en el inicio de de curación de los huesos, produce una alteración en su cicatrización, y como consecuencia, una reparación menor. Una cita del estudio específicamente concluye en: “Los medicamentos anti-inflamatorios no esteroides siguen siendo recetados como analgésico para los pacientes con fracturas,  a pesar de que estos fármacos disminuyen la formación de hueso, la cicatrización y la remodelación“.

Por lo tanto, por tomar antiinflamatorios de forma puntual, no tiene por que darse ningún efecto negativo en nuestra salud, y de hecho, valorando los pros y los contras, muchas veces será muy recomendable utilizarlos,  pero si estás acostumbrado a tomar ibuprofeno a menudo después de un fuerte entrenamiento, creemos que sería interesante que empieces a replantear tus hábitos para buscar

 

Así que ya sabéis . … ¡Cuidado con estos medicamentos!

comments ( 0 )

*Leave a reply*